Alumnos, padres y madres del Centro de Día El Puente de Aspe se han manifestado este jueves 17 de Mayo, para reclamar los impagos de la Consellería de Bienestar Social y el Servicio Valenciano de Empleo y Formación –SERVEF-, que ascienden a cerca de 270.000 euros.

A la protesta se sumaron los usuarios de la Asociación Aspe contra el Alzheimer y representantes de la corporación municipal, entre los que se encontraban el alcalde y concejales del equipo de gobierno (PSOE-EU) llegando a contabilizarse más de 200 personas que llegaron desde las puertas del Centro al Parque del Doctor Calatayud.

La situación del centro, que atiende a personas de Aspe, Novelda, Hondón de las Nieves, Elche, Monforte, Agost, La Romana y Pinoso, es ya insostenible, debido a que no se pueden atender las necesidades básicas de funcionamiento y gasto corriente del Centro de Día, como son alimentación, agua, luz, teléfono. Además, los 16 profesionales que trabajan en El Puente llevan dos meses y medio sin percibir sus salarios.

Por otro lado la Junta Directiva de Asociación Pro Personas con Discapacidad de Aspe (APDA), entidad que gestiona el Centro, solicitó recientemente a los padres ayuda económica, para que adelantasen, en la medida de las posibilidades las cantidades dinero para hacer frente a los gastos más perentorios, a lo cual se está respondiendo de manera muy positiva por parte de éstos.

Lo próximo a realizar, será llevar a cabo diversas acciones en coordinación con los demás Centros de la Comunidad Valenciana para exigir la deuda, y lo primero es acudir y reclamar ante la Consellería en Valencia.

DEUDA DEL CONSELL

Actualmente las deudas que mantienen las administraciones públicas pertenecientes  a la Generalitat Valenciana con los 40 alumnos y 16 trabajadores, son: por parte de la Consellería de Bienestar Social, 228.043,39 euros y el Servicio Valenciano de Empleo y Formación 33.176,40 euros, correspondiente al Programa de Ocupación Pública de Interés Social, sin ánimo de lucro –EMORGA- y 8490 € de talleres de formación e inserción laboral que se desarrollan en El Puente.

Se da la circunstancia, que otros Centros están recibiendo pagos pero nadie sabe qué criterios se siguen para pagar a unos centros y a otros no.