La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) ha anunciado que cerrará en 2011 un  total de 122 oficinas, lo que representa un 27 por ciento del total de su red. Esta reducción de oficinas se enmarca dentro del Plan de Recapitalización que persigue diferentes medidas de reducción de costes y ahorro.

Por lo que se refiere al ajuste de la plantilla después de la aprobación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en junio la CAM asegura que ya se ha producido  un ajuste equivalente al 37 por ciento con respecto a la planificación fijada para este año