El PSOE de Aspe quiere llegar a un acuerdo con los otros dos grupos municipales para reducir el gasto anual de concejales y personal de confianza en unos 100.000 euros al año.

El Grupo Municipal Socialista de Aspe va a proponer una serie de medidas  que permitan reducir el gasto en retribuciones en unos 100.000 euros anuales, tanto para los concejales de los diferentes grupos como para los cargos de confianza.

La propuesta se tendrá que debatir con el Partido Popular y con Esquerra Unida, estableciendo reducciones salariales y otras medidas de contención de gasto que afectan a los tres grupos políticos que forman el Ayuntamiento de Aspe.

Manuel Garcia Pujalte psoe Aspe

El concejal socialista, Manuel García Pujalte, ha explicado que “desde nuestro grupo entendemos que debe existir una retribución a aquellos que dedican su tiempo a la gestión municipal para evitar que en política sólo estén los poderosos y los ricos, pero el sueldo debe estar ajustado a la realidad social y económica del municipio y eso es lo que proponemos”.

 Para ello, las medidas que el PSOE están estudiando y que se plantean al resto de partidos políticos se basan en una reducción salarial para el cargo de alcaldesa y los concejales con competencias en el equipo de Gobierno, pero que también afectará a las retribuciones de los portavoces, únicos concejales de la oposición que reciben prestación. “Pero vamos más allá, y planteamos otras alternativas que debemos discutir como la eliminación de cargos de confianza y asesores del equipo de gobierno y de la oposición”, ha comentado García. 

El concejal socialista ha señalado que recortando gasto en este concepto, sin mermar la prestación de los ediles y ni la capacidad de trabajo de nadie, se logrará fondos que se pueden destinar a proyectos y políticas sociales suspendidas desde que gobierna el PP. “Con este dinero garantizamos la viabilidad del Teatro Wagner sin que nadie tenga que pagar por su uso; volver a permitir que las actividades deportivas para mayores sean gratuitas y que las tasas deportivas puedan ser rebajadas, como ya hemos propuesto”, ha añadido el edil del PSPV-PSOE.

  García ha explicado que la situación económica del Ayuntamiento de Aspe es “delicada”, lo que va a obligar a los responsables políticos a tomar decisiones muy meditadas. “Ello supone establecer dónde y en qué cuantía se tiene que recortar gasto; pero también dónde no, porque los ciudadanos no deben ser los que terminen pagando siempre las situaciones complicadas, especialmente porque se les puede castigar por partida doble – en una situación de crisis como la actual – a las familias con menos recursos”, ha recomendado García.

 El edil socialista también ha apelado a la responsabilidad de todos los partidos políticos para hacer planteamientos “serios y rigurosos”, donde se evite hacer demagogia con los sueldos del equipo de Gobierno, porque “muchas veces – con ánimo de hacer daño político – se dicen cosas que perjudican a la credibilidad de las instituciones y de los representantes de los políticos. En nuestro caso, creo que planteamos una solución medida y que puede ser aceptada por todos”.