El Grupo Municipal Socialista defenderá en el próximo pleno municipal  la reducción de las tasas deportivas a niveles de 2007 como medida de promoción e incentivación del deporte entre los colectivos de jóvenes y mayores. El PSOE ha presentado una moción que, de su aprobación, supondría dar los pasos necesarios para rebajar las tasas por el uso de las pistas, la piscina o la partipación en cursillos como la gimnasia de mantenimiento o las escuelas deportivas, volviendo a establecer precios sociales para la práctica del deporte.

Piscina cubierta Aspe

Piscina cubierta de Aspe

Los socialistas consideran que la propuesta puede salir adelante con el apoyo de las fuerzas políticas de izquierda, de manera que se pueda ir mejorando algunas decisiones tomadas en la anterior legislatura que perjudicaban a los vecinos y vecinas de Aspe. “Estamos convencidos de que hay recorrido para trabajar en esta línea, porque los partidos de izquierdas consideramos que hay cuestiones básicas para sostener un sistema justo de convivencia: el deporte y la cultura, donde en este pleno también planteamos medidas concretas para su desarrollo libre y gratuito”, explicó la concejal socialista, Miriam Molina.

Para Molina es fundamental que exista un elemento social a la hora de establecer los precios de las tasas deportivas y evitar que la oferta pública sea más cara – como ocurre ahora – que la oferta de entidades o empresas privadas. “La ordenanza del PP incrementó la tasa de las Escuelas Deportivas en un 500%, una decisión que no podemos mantener de ninguna de las maneras”, añadió.

La edil señaló que “se trata de una moción hecha desde la responsabilidad y el compromiso con los ciudadanos. En tiempos de crisis hay que defender la igualdad de oportunidad, y evitar que sólo hagan deporte quienes tienen recursos y dinero para hacerlo. Esto obliga a hacer ajustes presupuestarios, que no deben ser una excusa si pensamos en los ciudadanos y ciudadanas”.

Para Molina, la aprobación de esta reducción podría suponer aumentar el uso en un 20% lo que reduciría el coste de la medida para las arcas municipales. “Los socialistas creemos que si el servicio es más barato hay más usuarios. De esta manera se puede recaudar lo mismo que si mantenemos los precios altos y el número de público es menor. Pero creo que en tiempos de crisis debemos pensar en rentabilidades sociales, y no sólo económicas”, apostilló la concejal socialista.