La alcaldesa de Monforte del Cid, Antonia Cervera,  junto al presidente de la Comunidad de Regantes, Carlos Ibarra y el presidente de la Cooperativa Agrícola monfortina, Manuel Ramón,  han hecho un llamamiento a toda la comarca  del Medio Vinalopó para que acudan a un acto  el próximo 23 de julio  en el Auditorio Municipal de Monforte del Cid a las 12 horas.

La alcaldesa de Monforte ha comentado que “es un orgullo que un pueblo agrícola como Monforte, cuya economía gira en torno a la uva de mesa acoja esta primera reunión reivindicativa” y además ha señalado “es una barbaridad lo que pretenden hacer con la supresión de hectáreas y debemos estar todos juntos para proteger los intereses de los agricultores y lucharemos por nuestro derecho al agua, además de que esta medida eliminaría un gran número de puestos de trabajo”. Las Comunidades de Regantes junto con los alcaldes de la comarca, todos del Partido Popular, seguirán las consignas del gobierno valenciano  y firmarán un documento de reivindicaciones contra la medida de la Confederación Hidrográfica del Júcar que, según aseguran desde la Generalitat, pretende eliminar el 50% de las hectáreas de regadío.

Juan Cotino

Juan Cotino, presidente de les Corts

Para el sábado, han confirmado la asistencia al acto, la Consellera de Agricultura, Maritina Hernández, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, el presidentes de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, así como todos los alcaldes de los municipios implicados y los presidentes de la Junta Central de Usuarios, Andrés Martínez, y la federación valenciana de las Comunidades de Regantes.
Por su parte el colectivo Xúquer Viu ha denunciado que los regantes del Vinalopó no quieren el agua del trasvase Júcar-Vinalopó ya que en el embalse de San Diego se acumulan 12 Hm. cúbicos procedentes de dicho trasvase a la espera de que sean recepcionados por los regantes del Medio Vinalopó. Los análisis efectuados por la propia Confederación Hidrográfica asegura que el agua es totalmente apta para el regadío, pero no para consumo humano, que es lo que pretende la Junta Central de Usuarios del Trasvase. Este trasvase se realizó para acabar con la sobreexplotación de los acuíferos de la comarca. En un primer momento el uso iba a ser doble, para el riego y para consumo humano, pero posteriormente se modificó el trazado y solamente se enviará agua para regadío.