El Banco de España ha intervenido la Caja de Ahorros del Mediterráneo  (CAM)  y ha sustituido a sus administradores a solicitud del consejo de administración de la entidad alicantina. El Banco de España inicia así un proceso de capitalización tendente al saneamiento y posterior adjudicación a otra entidad.

A partir de mañana mismo, sábado 23 de julio, la CAM será administrada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Banco de España

Banco de España

El FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros mediante la suscripción de acciones y otorgar una linea de crédito por 3.000 millones de euros de disponibilidad inmediata al grupo para asegurar su liquidez.

“Todas las medidas adoptadas hoy garantizan que CAM pueda seguir operando con normalidad y cumpla con todas sus obligaciones frente a terceros. Por tanto, los depositantes y los acreedores pueden estar absolutamente tranquilos”, asegura el Banco de España en una nota.

La CAM, que formó parte inicialmente del sistema institucional de protección (SIP) denominado Banco Base, junto a Cajastur, Caja Canarias y Caja Extremadura, fue una de las cinco entidades españolas que, considerando la inyección de capital comprometida por el FROB, quedó por debajo del umbral del 5% fijado como referencia en las pruebas de resistencia coordinadas por la Autoridad Bancaria Europea.

El Banco de España precisa que las pruebas de esfuerzo son un instrumento importante a disposición de los inversores, pero no son el único elemento a tener en cuenta a la hora de evaluar la solvencia y viabilidad de las entidades.