La proliferación de urbanizaciones alejadas del casco urbano de Aspe en los últimos años ha incrementado las necesidades energéticas de esta localidad. Y principalmente de energía eléctrica, ya que el alumbrado público permanece encendido aunque en algunas de estas urbanizaciones las viviendas habitadas sean mínimas.

Despilfarro de electricidad en Aspe

Despilfarro energético en Aspe

Pero lo que a todas luces es inconcebible es que algunas dotaciones, en este caso deportivas, permanezcan encedidas hasta las doce de la medianoche aunque no haya ningún usuario. Nos referimos a las pistas deportivas de la urbanización de la Alcaná, en el quilómetro 4 de la carretera de Aspe a la Romana. Son varios días consecutivos en los que las seis torres de alta potencia lumínica permanecen encendidas sin que haya ningún vecino haciendo uso de las pistas.

Por lo tanto se requiere desde la administración local, en este caso el ayuntamiento con su concejalía correspondiente, la máxima celeridad para acabar con este despilfarro de energía eléctrica que en estos tiempos más que nunca Aspe no se puede permitir.