Las dos hogueras de la Plaza de San Juan de Aspe, la mayor y la infantil, ardieron anoche en el fuego purificador ante la atenta mirada de cientos de aspenses. La primera en arder fue la hoguera infantil, instalada en una de las nuevas plazas de los aledaños de la de San Juan. Titulada “La magia y el ilusionismo. Nada es lo que parece” , ha sido Hogueras Aspeconstruida  de manera artsanal gracias a la participación de decenas de escolares de los colegios El Castillo, y de los centros de día “El Puente” y “Vistahermosa“, junto al grupo de niños y niñas de la Plaza de San Juan. Todos ellos han sido coordinados y dirigidos por el profesor Lluís Antoni Marhuenda.

 

Previamente se lanzó la Gran Alborada, un castillo de fuegos artificiales que fue seguido con gran interés por los asistentes, principalmente los escolares ue habían participado en la construcción de la hoguera infantil.

Posteriormente y un poco pasadas las doce de la noche comenzó la “cremà” de la Hoguera instalada en el centro de la Plaza de San Juan, obra del artista residente en Agost, Sergi Guijarro. Los bomberos empatizaron con el público más joven y a su requirimiento les correspondieron con los chorros de agua en la tradicional “banyà“, aunque no hizo anoche el calor de otras noches de San Juan.