El Ayuntamiento de Aspe está intensificando las labores de control y detección de la infección que causa el picudo rojo en las palmeras de zonas públicas municipales. El motivo ha sido la detección en las últimas semanas de una infección en una palmera canaria de la antigua piscina municipal y en el parque Doctor Calatayud, a lo que se ha respondido con la apertura de ventanas de inspección para controlar estos ejemplares.

El pasado jueves fumigaron la palmera canaria de la antigua piscina municipal en la que en las últimas semanas se ha detectado una infección. En breve se realizará el saneamiento mecánico de la planta eliminando todas las galerías y sus larvas, así como las palmas que estén afectadas.

Por otro lado se ha seguido abriendo ventanas de inspección en las palmeras del parque Doctor Calatayud. De momento no se ha observado nuevos casos de infección de picudo rojo, aunque todavía queda por ver los ejemplares perimetrales que coinciden con las calles en las que se instala el mercadillo.

En una de las palmeras del parque Doctor Calatayud que se saneó a finales de marzo se ha constatado la presencia de un hongo que ha obligado a sanear el tronco y la copa de la planta, con el fin de eliminarlo para poder aplicar el fungicida.

Durante las próxima semanas se examinará la evolución de esta palmera para controlar la evolución del hongo, porque de lo contrario se puede perder el ejemplar.