Esta semana se ha iniciado el proceso de embolsado de la uva de mesa del Vinalopó en los municipios adscritos al Consejo Regulador de la Denominación de Origen. Más de 10.000 personas trabajarán en el embolsado en las más de 2.200 hectáreas adscritas al consejo en los municipios de Novelda, Monforte del Cid, Aspe, Agost, la Romana, el Fondó de les Neus y el Fondó dels Frares.

Uva vinalopo

200 millones de bolsas

Alrededor de 200 millones de bolsas de papel protegerán el proceso de maduración de las uvas, cuya floración y cuajado en esta campaña ha sido calificado de “excelente” por el presidente del Consejo Regulador, José Bernabeu Cerdá.

El embolsado es un proceso básico para conseguir una adecuada maduración de la uva, llegando a proporcionarle unas características singulares y únicas en el mundo, entre las que destacan el sabor, el color y una piel más fina que el resto, gracias a la protección que ejercer la bolsa sobre cada uno de los granos.

Según Bernabeu “las buenas condiciones metereológicas han propiciado una buena floración y un extraordinario cuajado, lo que hace prever una excelente cosecha tanto en calidad como en cantidad”.

Después de este proceso de embolsado comenzará a primeros del mes de septiembre la recolección de los primeros racimos de la variedad “Ideal o Italia“. La campaña finaliza con la recogida de la uva de mesa de la variedad “Aledo“, que es la que se consume tradicionalmente en Navidad y principalmente en la Nochevieja.